Hidratación y Luminosidad

Consejos para una piel hidratada y luminosa

medicina-estetica-facial2-clinica-medicina-estetica-castellonLa piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, y la que nos protege contra todas las agresiones externas. Es, además, un reflejo de nuestra salud interior. Una piel tersa, bonita y luminosa es señal de un cuerpo bien cuidado, nutrido e hidratado.

Pero también son muchos los factores, internos y externos, que pueden dañarla: la exposición al sol o al frío, la deshidratación, la mala alimentación, el alcohol y el tabaco en exceso… la hacen lucir apagada, envejecida, manchada o arrugada.

Desde nuestra clínica de medicina estética y belleza de Castellón, Dra. Lledó Sales, te contamos los secretos para mantener una piel hidratada y luminosa durante todo el año.

Vida saludable, piel radiante

Nuestra piel sufre muchísimo nuestros excesos. La mala alimentación, con un déficit de vitaminas, minerales o macronutrientes hará que luzcamos apagadas. El sobrepeso genera flacidez y celulitis, deformando nuestra piel y nuestra silueta. La exposición continuada al sol nos envejece, y el tabaco y el alcohol en exceso debilitan y llegan a amarillear nuestra dermis.

Nutrir nuestra piel es de vital importancia para que luzca joven y firme. Cuidarse por dentro es sinónimo de cuidarse por fuera. Lleva una vida saludable, tu piel te lo agradecerá:

  • Bebe agua: una piel deshidratada pierde firmeza y elasticidad y se reseca con facilidad. Unos ocho vasos de agua al día ayudarán a mantener la hidratación necesaria en todo tu cuerpo, y se reflejará en una piel tersa y joven.
  • Cuida tu alimentación: una dieta desbalanceada hará que tu piel se opaque y se debilite. Opta por las frutas y verduras frescas, ricas en vitaminas y minerales que darán a tu piel ese aspecto radiante que buscas.
  • Cuidado con el alcohol, el tabaco y el café: son sustancias muy nocivas para nuestro organismo, lo que se refleja en nuestra piel. El café en exceso deshidrata. El tabaco impide la correcta oxigenación de la piel; el alcohol deshidrata, reduce los niveles de vitamina A en nuestro cuerpo y los de oxígeno en sangre, promoviendo el envejecimiento cutáneo y resecando la epidermis. Consúmelos con moderación y, si es posible, evítalos por completo.
  • Ten a mano la protección solar: el sol es muy beneficioso para nuestra piel y todo nuestro organismo, pero un exceso nos daña y envejece, además de promover la aparición de manchas muy difíciles de eliminar. Usa un bloqueador solar adecuado a tu tipo de piel, evita tomar el sol a mediodía y durante mucho tiempo y aplícate aftersun después.
  • Haz ejercicio: practicar deporte estimula la circulación, lo que favorece el renueve de nuestra piel, además de que unos músculos tonificados harán que parezca más tersa. El ejercicio también nos permite desconectar y olvidarnos del estrés, uno de los factores que más desluce nuestra piel.

Cuidados diarios para una piel hidratada y luminosa

En muchas ocasiones no prestamos atención al cuidado diario de nuestra piel, por pereza o simplemente porque no nos parece tan importante. Pero nuestro cuerpo y rostro requieren de una rutina de limpieza e hidratación diarias que mantenga la piel hidratada y luminosa.

  • Crea una rutina para tu piel: tal y como tenemos una rutina de limpieza facial, la piel de nuestro cuerpo también la requiere. Hidrátala en la ducha o después de ella, aplicando cremas hidratantes de calidad o aceites naturales (argán, rosa mosqueta, coco, almendra…).
  • Exfolia una vez a la semana. Hay productos específicos pero una esponja un poco dura o crema hidratante con un puñado de sal son opciones más económicas y efectivas.
  • Apúntate al body brushing: el cepillado de piel en seco se realiza con un cepillo especial que encontrarás en cualquier tienda de cosmética. Elimina la piel muerta y reactiva la circulación sanguínea y linfática, por lo que también sirve para tratar la celulitis.
  • No descartes un masaje puntual: un buen masaje tiene innumerables beneficios para nuestra piel y nuestro organismo en general. En nuestra clínica de estética de Castellón te ofrecemos una serie de terapias manuales para que le concedas a tu cuerpo ese capricho que tanto se merece: masaje drenante, descontracturante, relajante o envolturas son algunas de las técnicas que tienes a tu disposición en Dra. Lledó Sales.

¿Piel dañada? Acude a la medicina estética

Si tu piel ya ha sufrido daños, nos queda la opción de los tratamientos con cremas o estéticos. Los segundos son mucho más efectivos y rápidos, consiguiendo que tu piel se rejuvenezca y luzca hidratada y luminosa. En Dra. Lledó Sales ponemos a tu disposición un completo conjunto de técnicas de medicina estética en Castellón que te ayudarán a recuperar la piel suave y tersa que tenías antes.

mascarilla
Ácido hialurónico
vitaminas
aminoácidos
silicio orgánico
Plasma rico en plaquetas
Consulta

“Para nosotros no hay clientes, hay personas que confían en nosotros para verse y sentirse mejor”

Si quieres que tu problema sea tratado de forma personalizada ¡Pide tu cita con la Doctora!
Consulta