Láser

la luz al servicio de la medicina estética

La medicina estética ha sufrido una evolución constante en los últimos 10 años. Uno de las técnicas que más cambios y más avances está experimentando es el láser.

No debemos confundir los distintos tipos de láser (Diodo, Alejandrita, NdYag, etc.) con otros sistemas de luz como la luz pulsada (IPL) o la fototerapia dinámica con luz LED.

Cada láser tiene una longitud de onda distinta, según la cual, son buenos para un tratamiento u otro.

El láser, a diferencia de la luz pulsada, trabaja por afinidad al color (cormoforodependiente). Hay longitudes de onda (755nm) afines a la melanina, otras a la hemoglobina, y otros al agua. Dependiendo de eso actúan contra unas u otras patologías.

Asimismo, los láseres se diferencian también todo en  el medio de emisión  (Co2), sólido (NdYag y Alejandrita), líquido (colorantes pulsados) o semiconductores (diodos). Sin emargo, lo que influye en el tratamiento por la profundidad y la selección del problema a tratar.

El láser Alejandrita es eficaz para la depilación láser definitiva pero también para eliminar manchas. El diodo sin embargo, se utiliza normalmente para la depilación.

En depilación láser, el láser va a dañar el folículo piloso, por tanto el láser debe dañar la melanina existente entre el pelo y la piel. Esa es la razón por la que el láser Alejandrita no debe emplearse si acabas de tomar el sol. Tu melanina estará estimulada y el láser captará la que hay en la superficie de la piel. Asimismo, es por esa razón también por la que no se debe arrancar el vello sino rasurarlo antes de cada sesión.

Las pieles blancas permiten aplicar más energía, por lo que los tratamientos siempre serán más cortos si no estás moren@.

Es muy eficaz en zonas como ingles y axilas puesto que son zonas cuya melanina no suele estimularse en todo el año y por tanto el láser «capta» mejor el folículo.

El NdYag se utiliza para la depilación en fototipos altos (mulatas y personas de color) pero también se utiliza para eliminar lesiones vasculares tanto faciales como corporales (varices, telagectasias, arañas vasculares, cuperosis, etc.)

Este tipo de láser lo utilizamos en nuestra clínica de medicina estética para personas con fototipo alto puesto que profundiza más. Sin embargo es más común utilizarlo en tratamientos vasculares.

Los mas comunes son las rojeces faciales y las varices en las piernas.

En nuestra clínica de medicina estética y nutrición, ubicada en Castellón, disponemos de una amplia plataforma tanto de láser como de luz pulsada (IPL) para poder llevar a cabo tratamientos 360º.

Es fundamental en los tratamientos efectuados con láser, realizárselo en un centro médico, con las correspondientes medidas de seguridad y prevenir al máximo las quemaduras. Así pues, contamos con sistemas específicos para enfriar la piel y evitar al máximo cualquier riesgo.

clínica estética castellon

IPL o Luz Pulsada

Como hemos explicado antes, la luz pulsada no es un láser sino una luz. Se emplea también para depilar aunque con menos efectividad. Su principal indicación es para eliminar manchas, lesiones vasculares dispersas (demasiado dispersas para utilizar láser NdYag) y para rejuvenecimiento facial.

El láser también puede utilizarse en intervenciones quirúrgicas para liposucciones, operaciones endovasculares y muchas otras técnicas que requieren un quirófano.

Consulta

Para medir tus logros no debes compararte con otra persona sino contigo mism@ al empezar.

Te ayudamos a cumplir tus objetivos de salud, belleza y bienestar de forma saludable ¡Llámanos!
Consulta